Viernes, 22 de agosto de 2014. Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático

Tipo de cambio: US$ Compra S/. 2.824 US$ Venta S/. 2.825
POLÍTICAS INCLUSIVAS
La lucha por los derechos del niño
Jorge Zavaleta Alegre Periodista

EL FUTURO DE América Latina radica en el desarrollo de su población infantil, empezando por aquellos que habitan en los pueblos más pobres y aislados.

El libre mercado, por sí solo, no ha estimulado suficientes acciones ni presupuestos de los Estados ni del sector privado para atender crecientes necesidades de la infancia y adolescencia, señalan  instituciones especializadas.

Sin embargo, hay respuestas y ejemplos encomiables. Esta semana zarpará, por primera vez en la Amazonía, una nave de la Marina peruana (en tanto se terminan de construir otras doce embarcaciones) para trasladar sistemáticamente los servicios de los ministerios sociales y de producción a las comunidades nativas.

En este campo, Unicef y otras organizaciones de las Naciones Unidas han reconocido históricos avances del Perú a favor de la infancia que sufre pobreza y respaldan el liderazgo de nuestro país en América Latina.

Allí está, como muestra,  la disminución de la desnutrición crónica infantil, los programas Cuna Más, Qali Warmi, el notable retroceso de la neumonía infantil en las zonas altoandinas, los exitosos planes de vacunaciones, entre otros.

Otros países impulsan también importantes esfuerzos. La institución Save the Children, organización que promueve los derechos de la niñez, destaca los logros de un ranking de 176 países, encabezado por Finlandia, y los 10 últimos puestos los ocupan países del África subsahariana.

En esta lista,  Cuba aparece en el puesto 33 y Estados Unidos en el escalón 30,  debido a que este país es el más rico en el mundo y, sin embargo, tiene un riesgo bastante alto de muerte materna. 

Una tercera referencia reciente es que España aprobó su II Plan Nacional de Infancia, después de más de dos años de preparación y contiene ocho objetivos y más de un centenar de medidas destinadas a garantizar y promover los derechos de los niños y el bienestar infantil, con una estimación presupuestaria de 5,159 millones de euros hasta 2016. 

El plan es “el más ambicioso de la democracia”. Entre los objetivos figuran la seguridad en el uso de las nuevas tecnologías. Se elevará la edad para contraer matrimonio –de 14 a 16 años para menores emancipados con permiso judicial–, que en la actualidad se sitúa en 18 años. 

Allí se destaca el papel y responsabilidad  de los medios de comunicación que es vital para toda sociedad. El Plan de España contempla potenciar los sistemas de filtrado y la introducción de nuevos tipos delictivos en el Código Penal como ‘ciberacoso’, ‘ciberbullyng’ o ‘childgrooming’, también la crianza ilícita de niños por adultos.




Publicado: 17/06/2013
Twittear Compartir en Facebook Enviar por email
Conozca nuestro suplementos: