Jueves, 18 de setiembre de 2014. Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático

Tipo de cambio: US$ Compra S/. 2.859 US$ Venta S/. 2.859
noticia principal
Las andanzas de Jacobo lerner
Luz María Crevoisier Periodista

Una muestra completa sobre Isaac Goldemberg en la Casa de la Literatura permite conocer más acerca de este autor peruano de origen judío.

“Goldemberg, este escrito es estupendo. Continúe por esa senda y redacte veinte capítulos más para completar su novela”. El juicio valorativo venía de parte del poeta Nicanor Parra, al concluir la lectura de los primeros esbozos de La vida a plazos de Don Jacobo Lerner, obra del entonces estudiante de Literatura en la Universidad de Nueva York Isaac Goldemberg Bay. El chileno era uno de sus profesores.

El consejo del autor de Antipoemas logró el efecto deseado y la novela se convirtió en una de las obras más importantes de la literatura judía de los últimos ciento cincuenta años. Editada por vez primera en 1976 y traducida al inglés por Roberto S. Picciotto, causó sensación entre los medios literarios neoyorquinos y peruanos. Esta vez, reeditada por Casatomada, en la Colección Clásicos Peruanos Contemporáneos, está presente en la 19ª edición de la Feria del Libro, que acaba hoy.


Opción mestiza

El autor, nacido en el bucólico pueblo de Chepén en 1945, ha vuelto al Perú por invitación de la Casa de la Literatura, para presentar una interesante exposición de sus escritos e imágenes de su vida con el título de Isaac Goldemberg: tiempos y raíces. El excelente montaje está a cargo del historiador del arte Daniel Contreras, también curador de la exposición Noé delirante en este mismo espacio.

Acompañan a la muestra, que irá hasta fines de setiembre, las hermosas ilustraciones de los artistas de Moico Yaker y Liza Schanaiderman. Los trabajos de esta última evocan a Chagall y Kandinsky.

Goldemberg, en declaraciones al Diario Oficial El Peruano, aseguró que en él existen dos culturas. La primera es la que absorbió en Chepén al lado de su madre hasta los 8 años, un mundo de mitos y costumbres mágico religiosas. Más tarde, en Lima, le tocaría la de los judíos, pr medio de su familia paterna. El autor señala que en su obra el mestizaje forma un todo.


Labor

La muestra se divide en poesía y narrativa, y se exhiben páginas de sus novelas emblemáticas, así como poemas de distintas épocas. Además, se muestran fotografías suyas en las que descubrimos que fue alumno del colegio militar Leoncio Prado.

Haciendo una evocación de su pasado en el Perú, recuerda los días de colegio en el León Pinelo, donde encontró amigos entrañables como la citada Liza Schaidermann y otros que lo han acompañado toda la vida, como su esposa, la actriz Dina Cuperstein.


Sentido de pertenencia

La figura paterna es una constante en su vida y obra, señala Isaac Goldemberg. “Fue un hombre muy generoso”, confiesa al Diario Oficial El Peruano.

En su conversación encontramos un gran amor por lo suyo, su sentido de lo religioso y el deseo profundo de la unidad de los pueblos hebreos para formar nuevamente aquellas doce tribus de la época de Moisés, para que reine nuevamente la paz.

Este chepenano, hijo ilustre de la ‘Perla del Norte’ como el héroe Alfredo Novoa Cava, ha publicado también entre novelas, poesía y teatro obras como Acuérdate del Escorpio, su primera policial, o los libros Hotel Amerikka, Monos azules en Times Square, Tiempo al tiempo, Peruvian Blues y Adivina qué letra, un librito para niños hecho con su nieto Sasha Reiter.

50

años tiene residiendo en Nueva York el escritor Isaac Goldemberg



Publicado: 03/08/2014
Twittear Compartir en Facebook Enviar por email
Conozca nuestro suplementos: