Jueves, 30 de octubre de 2014. Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático

Tipo de cambio: US$ Compra S/. 2.913 US$ Venta S/. 2.915
AVANCES Y RETOS
Plan para la infancia y la adolescencia
Julio Rojas Julca. Viceministro de Poblaciones Vulnerables

Los gobiernos locales y poblados más alejados del país constituyen el principal eslabón para impulsar un Estado democrático, donde las condiciones de vida deben mostrar el pleno respeto de los derechos humanos. Y una propuesta en ese horizonte es el denominado Plan Nacional por la Niñez y la Adolescencia (PNAIA) 2012-2021.

Dicho plan, reconocido como política pública, ha sido expuesto al pleno del Congreso con el fin de promover la necesaria confianza jurídica y dar pasos nuevos, y necesarios horizontes sociales que el Estado se propone.

Precisamente, durante la exposición de sus alcances, el presidente del Consejo de Ministros, René Cornejo, aseguró que el Gobierno busca acabar con la pobreza extrema hasta 2021 gracias a los alcances del plan.

Recalcó que el Ejecutivo se ha propuesto invertir en iniciativas a favor de la niñez y adolescencia para lograr que las siguientes generaciones tengan mayores oportunidades de desarrollo en 2021, año en que se cumple el Bicentenario de la Independencia.

El PNAIA mantiene una estructura multisectorial en los tres niveles de gobierno, instituciones públicas y privadas y sociedad civil, precisando que salud, nutrición, educación y protección son ejes transversales para el desarrollo descentralizado, empezando en las zonas donde habitan las poblaciones más vulnerables.

El plan ha sido concebido para la niñez y adolescencia, como la columna vertebral, por cierto indesligable de los adultos mayores, personas con discapacidad, desplazados y migrantes internos que conforman un solo cuerpo social. Los esfuerzos del Estado en el programa piloto Tumbes Accesible evidencian un acertado modelo de gestión, en el que los niños, niñas y adolescentes con discapacidad son sujetos prioritarios de atención.

El PNAIA incluye la estrategia de acción social, con apoyo de una comisión técnica, plataformas itinerantes en buques de la Marina de Guerra y un centro de telecomunicaciones en Iquitos.

Con esta estructura será posible que los diferentes servicios del Estado lleguen oportunamente a los pobladores de las cuencas de la Amazonía y del Titicaca.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, institución rectora del plan, recalca que el esfuerzo concertado ya muestra logros en la cuenca del Napo. Por ello, Ecuador, Colombia y Brasil han expresado su interés en emprender programas similares en el Putumayo y Yavarí.

Ambas iniciativas se desprenden de la Octava Cumbre Presidencial de la Alianza del Pacífico en Cartagena y la visita del Presidente del Perú a Colombia.

Por el lado peruano, seguiremos ampliando Yachay, Vida Digna y otros programas articulados con Juntos, Cuna Más y Beca 18, con el único fin de lograr más inclusión social.

El PNAIA, con su filosofía y praxis, dará prioridad a la infancia y la adolescencia, como parte esencial de una sociedad que busca conservar, cultivar su riqueza multicultural y su rica biodiversidad.




Publicado: 19/05/2014
Twittear Compartir en Facebook Enviar por email
Conozca nuestro suplementos: