Lunes, 22 de diciembre de 2014. Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático

Tipo de cambio: US$ Compra S/. 2.947 US$ Venta S/. 2.950
noticia principal
ANIVERSARIO DE CUNA MÁS
Por la primera infancia
A dos años de su creación, este programa nacional cumple con su tarea de cuidar y estimular el desarrollo emocional, social y cognitivo de la primera infancia peruana, urbana y rural, pobre del país.
Susana Mendoza Sheen smendoza@editoraperu.com.pe

Darwin pinta, dibuja, corre y habla poco. Tal vez sea –en el futuro– artista o maratonista. A los 2 años y medio no muestra que la observación sea una de sus cualidades, como sí lo fue para el autor de El origen de las especies, Charles Darwin, su tocayo. Pero las habilidades que tiene son estimuladas diariamente en el servicio de Cuidado Diurno de Cuna Más, de la quinta zona de Carabayllo, en Lima Norte.

Él como Lizzette, Dayiro, Luciana y José, que son de su “promoción”, y otros 15 niños y niñas que no superan los tres años de edad, reciben el cariño y atención de las madres cuidadoras del Centro de Atención Integral Cuna Más “Nueva Juventud” que de lunes a viernes, de 8:00 a 16:00 horas, los acompañan y supervisan su crecimiento.

Son 20 los menores que llegan allí, en brazos de sus mamis o de su mano amorosa. Es el promedio que atiende cada uno de estos centros integrales en el país. Jessica Utrilla (27) deja aquí a su pequeño de año y medio. “Siento confianza, me lo devuelven bien, y veo que lo estimulan mucho”, cuenta.

Mamitas cuidadoras

Yovana Torres Vilcachahua (34) es la guía cuidadora de “Nueva Juventud”. Integró el fenecido programa Wawa Wasi donde adquirió la experiencia como para volcarla hoy en la orientación de las mamitas cuidadoras que tiene a su cargo.

“Las preparo para que sean diestras en el manejo de conflictos que se presenten en el proceso de adaptación del nuevo niño o niña que ingresa en el centro Cuna Más. Pero también conozco la casa de cada uno. Así, observo cómo viven. Los de esta zona de Carabayllo reciben cariño en sus casas y no viven violencia en sus hogares. Mi sueño es que todos sean profesionales”, cuenta.

A escala nacional, 54,000 niños y niñas menores de tres años están bajo el ala protectora de estas “mamás postizas” que velan por ellos en locales comunales o municipales, centros de atención integral o en hogares. Pero también hay otro personal responsable de la logística y de que el engranaje funcione. Una de ellos es Milagros Ramos Silva, coordinadora de la unidad territorial Lima IV-Norte que representa a quienes asumen esa responsabilidad todos los días.

“Superviso que los comités de gestión, el encargado por ver el local, convocar a las organizaciones que prepararán los alimentos de los chicos y vigilar su labor, cumplan con sus funciones. También superviso que los especialistas en salud y nutrición preparen las indicaciones de los menús y refrigerios, y que las madres cuidadoras desarrollen sus tareas sin problemas”.

Enfoque infantil

Para la directora ejecutiva de Cuna Más, enfocar la atención en la primera infancia ha sido el gran aporte del programa. Las acciones, comenta, se orientan a que ese segmento de la población reciba los cuidados y atenciones de acuerdo a sus características.

Por eso, dice, el gran desafío será incrementar los centros infantiles de atención integral con infraestructura y equipamiento conforme a lo que necesita el niño en su primera infancia, comenta. Pero otro reto que deberán enfrentar este año es el déficit de recursos humanos especializados para la primera infancia. Una nueva generación de peruanos se gesta. 

Acompañamiento a familias

Las familias de las zonas rurales no tienen la costumbre de dejar a sus pequeños hijos al cuidado de personas desconocidas. Por ese motivo, Cuna Más concibió un servicio especialmente para ellas, y por primera vez un programa social las incluye en la formación y cuidados que necesitan sus niños y niñas menores de 3 años.

Así, creó Acompañamiento a Familias, el otro servicio que hoy beneficia a más de 37,000 familias ubicadas en 24 regiones del país. Aún no están presentes las de Madre de Dios porque existen dificultades para acceder a las zonas de extrema pobreza, y faltan recursos humanos especializados en primera infancia. Estas familias viven en comunidades dispersas y se les capacita en sus casas. Las mamás y papás reciben la orientación de un profesional de la salud y educación, como también las abuelas u otro familiar encargado de velar por los niñas y niñas que tienen hasta 36 meses de vida. 

Cifras

274
millones de nuevos soles es el presupuesto de Cuna Más para este año.

100 
millones de nuevos soles se invertirán para crear 89 centros de atención integral Cuna Más a escala nacional.




Publicado: 24/03/2014
54,000 menores en todo el país están bajo la protección de las “mamás postizas” que tienen a su cargo Cuna Más.
Twittear Compartir en Facebook Enviar por email
Conozca nuestro suplementos: