Tipo de cambio:

Compra: 3.241

Venta: 3.244


Año del Buen Servicio al Ciudadano
DOMINGO 23

de abril de 2017

LUCHA CONTRA EL LAVADO DE ACTIVOS

¡Alto al dinero sucio!

En los últimos 9 años, en el Perú se lavaron activos por cerca de 13,000 millones de dólares. Para controlar y sacar a la luz estas actividades ilícitas se busca fortalecer a las entidades encargadas de su control y supervisión. Hay un proyecto de ley que permitiría a la UIF levantar el secreto bancario de personas y empresas sospechosas.

30/3/2016


Sonia Millones Alvarado

smillones@editoraperu.com.pe

Entre enero de 2007 y enero de este año se lavaron activos por 12,851 millones de dólares. Según la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF): 5,375 millones corresponden al tráfico ilícito de drogas,  4,377 a la minería ilegal y 883 millones a la corrupción, entre otros.

Los datos reflejan la simbiosis entre lavado de activos y actividades ilícitas. Para el coordinador adjunto de la UIF, Sergio Espinosa, la tarea de combatir esta problemática es amplia y requiere de múltiples esfuerzos porque los lavadores de dinero cada vez utilizan nuevas formas para lograr que sus ganancias ilícitas tengan apariencia legítima.

Corrupción en escena

Otro dato relevante es que la corrupción relacionada con el lavado de activos implica a más personas. Un claro ejemplo es Rodolfo Orellana, uno de los principales procesados por lavado de activos en el país, quien creó diversas empresas de fachada para blanquear dinero y fue el cerebro de una red de corrupción que involucró a más de 100 personas infiltradas en la Fiscalía, el Poder Judicial, la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (Sunarp), notarías y otras instituciones.

Pero el espectro de acción del blanqueo de capitales se extendió a otras actividades más. De acuerdo con el reporte de la UIF, la defraudación tributaria movió 395 millones de dólares; los delitos contra el orden financiero y monetario, 360 millones; y la defraudación de renta de aduanas y contrabando, 301 millones.

También figuran los delitos de estafa y/o fraude (162 millones); proxenetismo, (27 millones), delitos contra el patrimonio (26 millones), financiamiento del terrorismo (7 millones), trata de personas (3 millones) y otros (935 millones).

El representante de la UIF subraya que dicha institución realiza un trabajo para combatir el lavado de activos en el Perú, a tal punto que más del 70% de los casos reportados por la mencionada entidad avanzaron hacia una investigación fiscal.

Sin embargo, Espinosa recuerda que se requiere de acciones conjuntas contra el narcotráfico, minería ilegal, corrupción y delitos afines, además de mayores herramientas para ganar la batalla al lavado de activos.

Acceder al secreto bancario

Desde el 2009, la UIF ha pedido al Congreso de la República que apruebe el proyecto de ley para acceder al secreto bancario y tributario en casos de sospecha de lavado de activos, ya que hoy solo puede realizar sus funciones con la información que envían las entidades financieras obligadas a reportar operaciones sospechosa. Ello significa un margen de acción limitado porque a estas entidades se les pueden pasar los casos, ya que no es su trabajo fiscalizar.

No obstante, al contar con acceso al secreto bancario, la UIF cruzaría información con todas las entidades financieras sobre las personas investigadas en forma más rápida y así enviaría casos con información más completa al Ministerio Público.

El desafío para los sectores es abordar este tema como una política de Estado, tomando conciencia de que el lavado de dinero y sus actividades afines promueven mayor delincuencia, informalidad y distorsión de la economía.

Para Espinosa, si todas las agrupaciones políticas están comprometidas en la lucha contra los mencionados delitos, deberían aprobar ya este proyecto de ley y otras iniciativas orientadas a actuar en forma más rápida contra las personas y empresas sospechosas de blanquear el dinero obtenido de actividades ilícitas.

“Es un pedido que se viene haciendo desde hace muchos años, y esta última legislatura representa una oportunidad valiosa para romper los candados que impiden a nuestra entidad acceder a información hoy oculta a través del secreto bancario”, subraya.

La advertencia es necesaria dado que pronto el grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat) evaluará los sistemas antilavado de activos en el Perú, y para obtener una nota positiva se requiere que la UIF cuente con mayores herramientas para operar.

Este panorama no es ajeno a otros países; cada uno, con sus propios recursos, hace lo que puede para enfrentar este problema, pues la lucha contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo es un tema de primer orden en el mundo.

“La delincuencia organizada está usando formas más diversas en sus prácticas de lavado de dinero y este es un momento clave para adoptar y ejecutar acciones”, reflexiona el representante de la UIF.

Quitarle cash al Vraem

La UIF presentará un proyecto de ley al Congreso para limitar legalmente las transacciones en efectivo, a fin de combatir el narcotráfico, el lavado de activos y el financiamiento al terrorismo. De aprobarse esta iniciativa, contribuirá a combatir esas operaciones ilícitas en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem). Este verano, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) aprobó una norma que regula los mecanismos y procedimientos para que la UIF congele administrativamente los fondos u otros activos de las personas o entidades vinculadas con el financiamiento del terrorismo.

Datos

El lavado de activos es un conjunto de operaciones realizadas por personas naturales y jurídicas para ocultar o disfrazar el origen ilícito de recursos provenientes de actividades delictivas.

La UIF recibe, analiza y transmite al Ministerio Público (MP) información para la detección y prevención de lavado de activos y/o financiamiento al terrorismo.

Entre sus competencias está recibir y analizar los reportes de operaciones sospechosas (ROS), remitidos por los sujetos obligados (SO), como entidades financieras. Además, emite informes de inteligencia financiera, reportes probatorios y otras comunicaciones.

También realiza investigaciones conjuntas con el MP, la Contraloría General de la República y la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat).

Cifra

El Perú es el único país de América Latina en el que la UIF no puede levantar el secreto bancario de sospechosos.

.