Tipo de cambio:

Compra: 3.244

Venta: 3.247


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MARTES 17

de octubre de 2017

ENFOQUE

2016 debe ser un año de acción y de ejecución

El año 2015 produjo importantes adelantos como el Acuerdo sobre el Clima en París. Pero para que esos acuerdos contribuyan a crear un mundo más próspero y sostenible, 2016 debe ser un año de acción y de ejecución.

7/1/2016


Mogens Lykketoft Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas

Más de 193 miembros de la ONU aprobaron tres grandes acuerdos internacionales mediante los cuales se han comprometido a impulsar transformaciones fundamentales. Primero, se comprometieron a hacer frente a las causas de fondo de la pobreza y del hambre y a fomentar el desarrollo humano y la igualdad entre los géneros. Segundo, promover la prosperidad común, al tiempo que se hace la transición a una economía baja en emisiones de carbono y se protege el medioambiente. Por último, acordaron mejorar la gobernanza a todos los niveles a fin de lograr sociedades más pacíficas, justas e inclusivas.

Los gobiernos deben definir y planificar los cambios que han de emprender para alcanzar los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Deben invertir en servicios esenciales para que todas las personas puedan alcanzar su potencial. Han de crear un marco jurídico y normativo que aliente un consumo más responsable y una mayor inversión en infraestructura sostenible. Deben fomentar una gobernanza más transparente para que todos paguen la parte que les corresponde, las personas vivan en libertad y seguridad, y las sociedades logren una mayor igualdad.

Es necesaria también la participación del sector privado. Las empresas deben armonizar sus actividades con la esencia de los nuevos Objetivos. Pueden dirigir su labor de innovación a la búsqueda de soluciones respecto a los ODS y asociarse con gobiernos y otros actores para financiar su puesta en práctica. Los gobiernos deben establecer un marco regulatorio para el sector privado que deje en claro que la inversión verde no solo es lo mejor para el medioambiente, sino también para los negocios.

No habrá cambio si no va acompañado de acción y presión de la sociedad civil y la gente común. Deben exigir responsabilidades a los gobiernos por los compromisos que estos han asumido. Las fundaciones filantrópicas deben apoyar causas que se ajusten a los ODS. Los ciudadanos de a pie pueden utilizar el crecimiento de la tecnología de la información para convertirse en factores dinamizadores de la consecución de los ODS.

2016 debe ser el momento en que todos comencemos a cumplir lo convenido para hacer realidad la transformación necesaria hacia un mundo más sostenible y justo.