Tipo de cambio:

Compra: 3.242

Venta: 3.244


Año del Buen Servicio al Ciudadano
JUEVES 19

de octubre de 2017

A participar en el simulacro

Hace una semana, en un programa de televisión internacional, un conocido periodista entrevistó a un especialista en desastres naturales en Japón, el cual lanzó una frase que invita a la reflexión: “El terremoto no mata, sino la falta de prevención”.

13/10/2017


El reciente sismo que afectó a México nos reitera la urgencia de mantenernos alerta ante un fenómeno de esta naturaleza en nuestro país y de estar preparados para una eventualidad.

Sin embargo, todavía no tomamos conciencia del peligro que nos acecha ante eventuales sismos. La razón es que hace décadas que no ocurre un movimiento telúrico de grandes proporciones en el centro de la Costa peruana, por lo que muy rápidamente la población olvida la necesidad de estar alerta.

Nosotros vivimos en una zona sísmica denominada Cinturón de Fuego del Pacífico, en la que los sismos, por naturaleza, son frecuentes debido a la colisión de las placas tectónicas. La historia nos enseña que nuestros principales enemigos no son estos fenómenos naturales, sino la forma irresponsable e imprudente con la que enfrentamos estos casos. Si revisamos nuestro pasado, los fenómenos telúricos han sido constantes y nos han costado miles de muertos por la improvisación.

Nuestro país tiene preocupantes vulnerabilidades que complican la situación. Por ejemplo, gran parte de la población vive cerca de las quebradas y las riberas de los ríos; además, construye casas en las líneas de alta marea.

Si se revisa la ocurrencia de sismos en Japón, excepto el maremoto del 2011, comprobaremos que estos no han dejado un significativo número de víctimas mortales. La razón es que cada uno de sus pobladores sabe qué hacer exactamente en caso de un movimiento telúrico. Conoce dónde ubicarse en el momento del fenómeno, por dónde evacuar los edificios y cuáles son las zonas seguras para refugiarse.

Una de las maneras de crear conciencia en la población respecto a los riesgos que trae un terremoto es mediante el ejercicio constante acerca de cómo se debe reaccionar ante estos eventos para crear en la población una cultura de la prevención.

Por tal motivo, es fundamental participar en el simulacro programado por el Instituto de Defensa Civil para toda la población, que se realizará a las 20:00 horas de hoy en todo el país. Para acercarnos a un eventual escenario, se planificó el simulacro de un sismo de 8.5 grados en la escala de Richter, con un epicentro a 90 kilómetros al oeste del litoral peruano.

Estos ejercicios tienen también como fin evaluar el desarrollo de los planes de Gestión Reactiva del Riesgo de Desastres, validar los protocolos de actuación de las instituciones, ejercitar los procedimientos de evacuación de la población y practicar los procedimientos de evacuación de eventuales víctimas a los centros médicos.

Por tales motivos, invocamos a la población que participe en forma activa, con responsabilidad y madurez, en el simulacro de hoy, con el fin de que superemos esa equivocada percepción de inmunidad que muchos aún conservamos.