Tipo de cambio:

Compra: 3.209

Venta: 3.213


Año del diálogo y la reconciliación nacional
VIERNES 19

de enero de 2018

PERSPECTIVAS

Desafíos en la gestión del agua 2018

De 31 millones de habitantes, el Perú registrará 40 millones en el 2025. Más del 80% de la población será urbana. Nuestra reserva de agua por glaciares disminuirá en un 50%, estimándose que en 40 años el país contará con solo el 60% del agua que tiene hoy. Es decir, la demanda de este bien se duplicará a mitad de siglo. Estos indicadores demandan un paso acelerado en la gobernanza hídrica, considerando la relación estrecha y dinámica entre agua, sociedad y ecosistema. La seguridad hídrica exige una visión integral de la problemática del recurso hídrico, en un entorno de globalización y cambio climático.

7/1/2018


José Luján Cárdenas

Periodista y sociólogo

Aquí algunos retos y desafíos que solo será posible enfrentar si todos los actores del agua trabajan bajo el liderazgo de la Autoridad Nacional del Agua (ANA):

• Gobernanza hídrica: fortalecimiento del Sistema Nacional de Gestión de los Recursos Hídricos, gobernanza multinivel, mayor autonomía, institucionalización y modernización de la ANA, cohesión y homogeneidad normativa y en las políticas hídricas, interinstitucionalidad y participación social con visión de género y comunidades postergadas.

• Fortalecimiento de la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos (GIRH): creación de Consejos de Cuenca en vertientes del Atlántico y el Titicaca, y Transfronterizas, con mayor autonomía y financiación; control y fiscalización de infraestructura hidráulica y retribución económica; reforzamiento de órganos descentralizados, formalización.

• Promoción de la inversión en infraestructura hidráulica verde, y de prevención de desastres; tecnología, sistematización y digitalización del servicio de la ANA; investigación, desarrollo e innovación para la sostenibilidad del agua, como elemento estratégico para el desarrollo nacional; y, creación del Instituto Nacional del Agua, y el fondo editorial y de gestión del conocimiento.

• Plan Estratégico Nacional para la recuperación de los ríos y aguas subterráneas; impuesto anticontaminación; incentivos tributarios para empresas que se adhieran al Programa de Huella Hídrica y logren Certificado Azul.

• Política nacional de educación y cultura del agua, utilizando instrumentos y medios digitales; y programa de comunicación y prevención de conflictos sociales.

• Protección de cabeceras de cuenca altamente afectadas por actividad antrópica y sensibles al cambio climático; y planes estratégicos de gestión de crisis en zonas con estrés hídrico.

• Programa de Huella Hídrica Agraria para promover reorientación de cultivos, riego tecnificado y cuidado del agua, dado que el sector rural es el mayor usuario de agua, y uno de los menos comprometidos con la gestión integrada.

• Gestión, sinceramiento, confiabilidad, difusión, intercambio, disponibilidad y aplicación de la información hídrica en proyectos multisectoriales para fortalecer la GIRH.