Tipo de cambio:

Compra: 3.247

Venta: 3.251


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 25

de febrero de 2018

CUESTIÓN DE DERECHO

El problema de la salud mental

Los problemas más agobiantes en nuestro país, como el feminicidio, la violencia sexual contra menores, la delincuencia y la corrupción, nacen de un conflicto y de una sociedad violenta producto de un problema de salud mental nacional, por lo que se debe normar la prevención.

8/2/2018





María Elena Portocarrero

Decana del Colegio de Abogados de Lima

Este problema de salud mental se incuba en la mayoría de los peruanos repentinamente, con la depresión, la ansiedad y el estrés, convirtiéndose en un trastorno que afecta el desarrollo cognitivo, social y familiar; para luego regenerarse y volverse crónico, afectando grandemente la conducta de las personas.

Según el Ministerio de Salud (Minsa), en el 2016 se atendieron 917,091 personas con trastornos de salud mental. Sin embargo, lo preocupante es que el 55% de la población con problemas de salud mental está desatendido. Por ese motivo, urge una política de gobierno enfocada en dicho problema.

Hace poco, vimos en los medios de comunicación el monstruoso acto de un psicópata que trasladó a una niña de 11 años en una bicicleta –aparentemente con engaños– y luego la hallaron muerta con la evidencia de haber sido quemada.

El sujeto tenía antecedentes policiales de violación; entonces nos preguntamos: ¿Qué medidas de protección brinda el Estado a los ciudadanos peruanos? ¿Es acaso que las leyes van careciendo de fuerza para castigar estos hechos? Evidentemente, no existe un seguimiento a los enfermos mentales que pululan en nuestra ciudad capital. Los niños y niñas deben ser alertados, con un programa más agresivo y educativo dirigido desde el Ministerio de Educación, “no hablar con extraños”, “nadie debe tocarlos”, etcétera. 

Los colegios y universidades deben establecer un departamento donde especialistas en psicología y psiquiatría estén alertas a las conductas de personas que podrían evidenciar hechos anormales; para que la detección a tiempo de estas personas permita encaminarlas a su atención.

Por ello, la prevención es una tarea que debe enfocarse desde el Gobierno por el bien de los peruanos, en favor de una salud mental sana y anticipada ante actos aberrantes.