Tipo de cambio:

Compra: 3.223

Venta: 3.226


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 22

de abril de 2018

#DAKARPERU2018 EN EL PENTAGONITO

Fiesta de los “fierros”

El rally más difícil del mundo retorna al país. En el Dakar Village se dan a conocer los equipos, marcas y vehículos participantes de este certamen mundial que cumple cuatro décadas y recorrerá desde el sábado el Perú, Bolivia y la Argentina.

4/1/2018


José Vadillo Vila

jvadillo@editoraperu.com.pe

Después de escuchar rugir los motores en el autódromo de La Chutana, de asistir a un par de MotorShows en su corta vida, Amaru llega al Dakar Village boquiabierto y feliz, como si se tratase de un paraíso cuyos hilos mueve un dios sobre ruedas. 

Amaru tiene 5 años de edad y vive la fiebre del automovilismo a plenitud: para muestra los distintos autos que construye con los ladrillos Lego. Es una pasión que comparte con su padre, Herbert Cárdenas. Y, como él, hay cientos de niños y adolescentes que recorren desde ayer el Dakar Village, en San Borja, como los devotos de una religión o los groupies, mejor dicho, de camiones, camionetas y motos.

A calentar motores

Dentro del universo Dakar, el Dakar Village o Villa Dakar es un clásico previo al rally persé, donde se dan cita los amantes de este deporte de llantas, motores y timones.

Este rally donde participan en cada edición 500 competidores de 60 nacionalidades, está ligado a la habilidad de pilotos y copilotos para sortear las dunas y cabalgar la arena con sus “fierros”.

Por ello, tal vez, la mayoría de los sponsors oficiales más que regalar lapiceros, recuerdos o fotos con los equipos y guapas modelos, o tener la experiencia en simuladores, obsequian bebidas heladas, que los habitantes de esta ciudad desértica recibimos con cariño mientras observamos los vehículos oficiales que saltarán sobre los desiertos y treparán nuestras montañas.

Subir al podio

El momento estelar es la presentación, por cuentagotas, de los pilotos participantes. Ellos suben con sus vehículos al podio, y desde ahí saludan a los cientos de fanáticos del deporte sobre ruedas (una pantalla gigante reproduce ese momento glorioso).

Es un momento único para los consagrados y también para los amateurs, que llegan a conseguir sus sponsors para garantizarse el soporte logístico que se necesita para la prueba deportiva: no se puede adentrarse al desierto al libre albedrío; amén del entrenamiento riguroso que se requiere para participar del rally raid más famoso del orbe. Y que en esta ocasión tendrá 14 etapas entre Lima y Córdoba (Argentina).

Aquí, el Perú

Un domo rojo inspirado en la forma de santuario de Pachacámac está dedicado al Perú, país al que regresa el rally Dakar tras cuatro ediciones, un quinquenio. El off-road más importante del mundo rugirá en el país del 6 al 11 de enero, partirá de Lima y dejará huella en Pisco, San Juan de Marcona, Arequipa y Puno.

La Carpa Perú recuerda el país precolombino. El libro La ruta de los Oráculos (editado por Promperú) recuerda que hace 1,700 años los mochicas pronosticaban en los pallares los eventos naturales y el devenir de la vida. El libro se regala a los visitantes acuciosos, mientras admiran la colorida arpillera, confeccionada por artesanas a partir de retazos de telas, o se toman selfies. El compromiso con el medioambiente se sintetiza en un árbol de la yunza, eje del domo, confeccionado con material reciclable. Es también el escenario donde música y danza del Perú nos hacen viajar del Puno fascinante a la Arequipa majestuosa.

Los visitantes degustan maracuyá, chicha morada y piscosauers, a la vez que aprenden de los superalimentos del Perú, despensa del mundo, tal como uvas, mango, cacao, aguaymanto, granadilla, chirimoya, verbigracia.

El Dakar Village culmina el viernes 5. Al día siguiente, se da la partida. 

Compromiso ecológico

El mensaje que recorre el Dakar Village en El Pentagonito es de una fiesta responsable: la organización compensa el 100% de sus emisiones de carbono (15,500 toneladas equivalente de CO2), invirtiendo desde el año 2011, un total de 630,000 dólares en el proyecto ambiental “Madre de Dios”. Hay mensaje ecológico y los voluntarios del programa Yo Soy Perú Limpio, del Ministerio del Ambiente, recuerdan a los visitantes la importancia de reciclar. A su vez, la organización Techo tiene su propia “carrera contra la pobreza”, busca voluntarios y donantes para construir casas a familias de escasos recursos de los tres países partícipes del Dakar 2018.

El dato

9,000 km recorrerá el rally entre Lima y Córdoba (Argentina).