Tipo de cambio:

Compra: 3.257

Venta: 3.262


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 16

de diciembre de 2017

RUBY PALOMINO. CANTANTE

“He reafirmado mi identidad”

Cantante huancaína presenta su primer disco, lleno de peruanidad.

1/10/2017


Fidel Gutiérrez M.

fgutierrez@editoraperu.com.pe

De un momento a otro, tras ganar el concurso de canto de un programa televisivo, Ruby Palomino se convirtió en una estrella; repentinamente también empezó a vivir experiencias y sentir presiones que nunca imaginó. Hoy, superada esa etapa, presenta su primera producción musical y busca no repetir errores.

–Estabas haciendo rock pero luego lanzaste un tema en la onda ‘urbana’. ¿Hacia dónde va tu carrera musical?

–Haber experimentado con otro género ha hecho que reafirme más mi pasión por el género fusión. Este abarca muchas cosas. Incluso mezclar charangos y sonidos andinos con la base del reguetón en esa canción llamada “Ya no pasa nada” que se produjo con MasterChris, iba por esa línea. Era un latin chill out. Decían que estaba en el género urbano, pero la gente que estaba en ese mundo decían que era latin pop... Pero la fusión te da la oportunidad de experimentar.

–Pero ese tema salía del esquema con el que se te conoció...

–El problema es que cuando salgo de la Voz Perú lo hago con una identidad muy marcada en la música peruana. Entonces, mi exmánager me dijo que teníamos que entrar con un tema como los que luego harían Mario Hart o Maluma. El problema es que el tema no calzaba con mi voz, pero lo hice y me sirvió para reafirmar un poco más mi identidad.

–¿La reforzaste dejando de seguir ese estilo?

–Empecé a trabajar en más canciones peruanas reversionadas a mi estilo, con guitarras eléctricas, sin perder la esencia de una cumbia, un huaino o un vals. Acabo de editar un disco llamado ‘Chola soy y qué’, con once temas de autores como Chabuca Granda, Luis Abanto Morales, Augusto Polo Campos, y lo vendo en mis presentaciones.

–¿Y tienes canciones propias?

–El problema es que cada canción que uno quiere producir tiene un precio, que es alto. Si alguien viniera como padrino y me ofrece grabar mis canciones, sería genial. Tengo unas siete u ocho canciones propias. También tengo un tema llamado ‘Revolución’, que habla de despertar, de que estamos expuestos al morbo, al daño, al miedo. La gente no habla por miedo. Creo que lo lanzaré en octubre.

–¿Este disco lo sacas con la disquera internacional como parte del premio que ganaste en la televisión?

–No. Este disco lo saco por mi cuenta. Al final del concurso, Jerry Rivera , que era mi coach, me presentó a Igor Kamisaki, actual mánager de Mario Hart. Este le vendía los shows a Jerry, a Maluma y Nicky Jam en el Perú. Jerry me dijo que podía ayudarme a manejar mi carrera. Me lo presentó y me aconsejó que mejor sería renunciar a ese premio, ya que este no me permitiría tener un manejo total de mi carrera. Fue así que renuncié al premio.

–¿Lo dejaste de lado solo porque tu mánager te lo aconsejó?

–Lo que me asustó del contrato es que no tenía un tiempo límite de duración. También porque confíe ciegamente en este mánager. Él me convenció de hacer el género urbano. Además, quería que limpiara la peruanidad de mi música porque decía que en el extranjero no me iban a consumir. No me sentí cómoda así que le dije que mejor arregláramos cuentas (porque él cobraba por mí en todos mis shows) y lo dejáramos allí. Me dijo que hablaría con mi abogado y que, si quería, lo demandara. Se fue y me dejó con una mano adelante y otra detrás.

–¿Se quedó con tu dinero?

–Sí. Con el dinero de todos los shows de mi período de apogeo. Es que una vez que acabó el concurso de La Voz empecé a hacer giras. Trabajé con un par de abogados y estos me dijeron que si quería el dinero, el proceso demoraría. Y yo emocionalmente estaba muy mal, pero quise salir adelante. Por eso mi disco es un producto del aprendizaje, de las lágrimas y de tantas cosas.