Tipo de cambio:

Compra: 3.233

Venta: 3.238


Año del Buen Servicio al Ciudadano
DOMINGO 10

de diciembre de 2017

Jauja desde el pasado

Una exposición rescata el trabajo de fines del siglo XIX e inicios del siglo XX del fotógrafo Teodoro Bullón Salazar en el departamento de Junín.

13/8/2017


María Luz Crevoisier

Periodista

¿Se puede perennizar el pasado y convertirlo en presente? Eso es posible para los artistas que trascienden el tiempo y el espacio. Un ejemplo de cómo el ayer ha retornado a nuestros días, es la muestra Fotografía indeleble. El imaginario de Teodoro Bullón, que se exhibe en la Galería Municipal de Arte Pancho Fierro.

La organización de la exhibición estuvo a cargo de la curadora y actual directora de la galería, Sophia Durand.

El trabajo de recopilación, reconstrucción de las placas de vidrio y la idea de la exhibición fue obra de la artista plástica y fotógrafa limeña Sonia Cunliffe Seoane, quien basándose en la memoria y sus experiencias supo recrear el universo perdido de los últimos años del siglo XIX y principios del XX de esa Jauja que una vez fue la capital del Perú.

Memoria

“Sonia trabajó durante diez años con el coleccionista Jorge Bustamante en su tienda de antigüedades de la calle Conquistadores”, declara Sophia Durand a El Peruano. Allí encontró entre las piezas más de 1,000 negativos, muchos atacados por los hongos, de Teodoro Bullón Salazar (1885-1960), quien aparte de su afición por el tiro al blanco y de administrar un próspero negocio hizo retratos de estudio y de exteriores en la provincia de Jauja”.

“Me tomé una licencia de artista para convertir este material en esta exposición, recreando o visualizando algunas anécdotas que me contaron en Jauja, como aquella que se refiere al gusto de los campesinos por colocarlas en su muro, como una ventana y quise hacer lo mismo en esta pared de barro para construir ‘el muro de los fantasmas’, que devuelve a la vida a un siglo de ausencias”, comentó Cunliffe.

Son 300 placas que nos hablan de la sociedad jaujina de entonces. “Yo te quiero mostrar el tino que tuvo este artista para escoger a sus personajes sin diferencia de clases, brindándonos una lección de historia, antropología y sociología, sin proponérselo”, añadió. En la muestra destacan detalles como la presencia de las novias de luto, gesto patriótico de las peruanas en la Guerra con Chile.

Muestra va hasta el 10 de septiembre en la Galería Pancho Fierro (Pasaje Santa Rosa 114, Cercado).