Tipo de cambio:

Compra: 3.231

Venta: 3.232


Año del diálogo y la reconciliación nacional
MIÉRCOLES 25

de abril de 2018

EL VANGUARDISTA ESENCIAL Y UNIVERSAL

Joan Miró: Poeta de las formas

En Buenos Aires se presenta la retrospectiva Miró: La experiencia de mirar. Exposición reúne pinturas y esculturas de uno de los gigantes de la plástica mundial del siglo XX. Llegará al Museo de Arte de Lima en 2018.

26/12/2017


José Vadillo Vila

Texto y fotos

1.- En la herrumbre gratuita de sus “figuras”, “muchachas”, “pájaros”, “cabezas”, de bronce patinado. Aquellos que de herramientas de labranza, grifos de agua o cubiertos se convirtieron en gargantas, pechos, piernas de esos seres metálicos. En ellos, hay reminiscencia de lo mediterráneo. Joan Miró (1893-1983), a través de esas formas bellas, habló del mar, la tierra, el campo, la vida. 

El legado del artista catalán multidisciplinario (pintor, escultor, grabador) siempre tuvo por horizonte el futuro. “El mundo de mañana es el que me interesa, basado en la experiencia de ayer que me ha enriquecido y me da fuerza para encararme con el futuro”, respondió en una entrevista de 1964 al diario La Vanguardia, de España. 

2.- ¿Mantuvo el artista ese aliento hasta el final de sus días? El Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires presenta por estos días Miró: la experiencia de mirar. Recoge los trabajos del último tramo creativo del artista (1963-1981). Su sello en las telas fueron siempre los azules, amarillos, rojos, negros.  

“No puedo ser otra cosa que pintor. Cada desafío de la pintura es una paradoja, a partir del momento en que este desafío es expresado en una obra”, ha dicho Miró. Una de las paredes del Bellas Artes de Buenos Aires, hace eco del maestro de la plástica del XX.

3.- El último Miró siempre fue vanguardista en esencia. Su mundo abstracto sintetizaba y transgredía el mundo. En la exposición hay una línea del tiempo que arranca en los años 50, en la madurez etárea del artista, digamos. Aunque sus declaraciones hablan más de un L’enfant terrible.  

“Estoy seguro de que hay un punto entre la poética y la plástica… He escrito en mis carnets: que mi obra sea como un poema musicalizado por un pintor”, se reproduce entre dos lienzos de gran formato. 

4.- Mirar a Miró. El catalán forma parte del triángulo de la gran plástica española y universal del siglo XX, junto con Pablo Picasso y Salvador Dalí.  El arte de Miró enamora, se hace fácil a los ojos. Arte apto para todos: Los niños se sueltan de sus padres y avanzan por la exposición del catalán como si les perteneciera, cual si se tratara de un salón de juegos. Sin miedo. Con libertad. Hay mucho de lúdico en los colores y las formas del catalán. Es algo que solo pueden hacer los gigantes: esconder su magnificencia en la supuesta simpleza. Los niños encuentran amigable este arte, cercanas esas líneas, ese supuesto desorden, esa supuesta facilidad del trazo. Por ello, el arte de Miró está tan presente en espacios públicos del mundo. 

¿Qué Miró nos observa? Ya no es el Miró de la década de 1920, que llegó a París dispuesto a beber de las distintas escuelas de pintura, con un abordaje rebelde del lienzo. Miró se instala en Mallorca en 1956. El artista que muestra la exposición, continúa explorando los objetos. Está más dedicado a la escultura a través de elementos reciclados, fundidos “a la arena”, “a la cera perdida”, para darles una segunda vida, menos mundana, más artística. 

“Lo que manda, en mí, es el hecho plástico y poético; son las asociaciones de formas y de ideas: una forma me da una idea, esa idea me da otra forma y el conjunto desemboca en unos personajes, en animales, en no-sé-qué que no había previsto”, leo en otro muro.

En Miró: La experiencia de mirar hay 18 pinturas, 6 dibujos, 26 esculturas. Además de dos filmes que exploran su trabajo. El texto curatorial  dice: “Miró supera la realidad como referente para convertirla en materia y signo, y construye un lenguaje simbólico esencial que emplea en la resolución de problemas plásticos”. 



50  obras presenta la exposición. Pertenecen al Reina Sofía de España.

Punto x punto

Miró: La experiencia de mirar llegará en marzo de 2018 al Museo de Arte de Lima (Mali).

El catálogo que acompaña la exposición fue editado por el Museo Nacional de Bellas Artes de la Argentina, el Museo de Arte de Lima y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (España).