Tipo de cambio:

Compra: 3.233

Venta: 3.238


Año del Buen Servicio al Ciudadano
LUNES 11

de diciembre de 2017

La economía también juega

La clasificación del Perú al Mundial de Fútbol Rusia 2018 abre un período de ocho meses, por lo menos, en el que el buen ánimo y la expectativa de la población por el destino de su selección estarán al tope, y esto repercutirá positivamente en el consumo y crecimiento de la economía para el próximo año.

18/11/2017


Los economistas ya hablan de un boom en la venta de televisores, camisetas de la selección, souvenirs del Perú, salidas a restaurantes, centros de diversión, lo cual aumentará el consumo; pero también habrá un mejor clima para los negocios, pues cuando crece el optimismo, hay más confianza en que las cosas saldrán bien.

Incluso se podría decir que eso ya funciona, pues todos sabemos que si no fuera por el repechaje que jugó la escuadra nacional, no se habrían vendido tantas camisetas de la selección, como hemos visto estas semanas, lo que ha caído como anillo al dedo a los empresarios textiles de Gamarra y del norte del país, que de esa manera han equilibrado las pérdidas que les dejó El Niño Costero.

Este punto de vista es compartido por los líderes económicos. La ministra de Economía, Claudia Cooper, ha señalado que la clasificación será clave para impulsar un mayor crecimiento del producto bruto interno (PBI) nacional, y que si bien no puede adelantar un porcentaje, sí está segura de que a más optimismo, mayor crecimiento económico.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Mario Mongilardi, destacó que la clasificación al Mundial de Fútbol Rusia 2018 dará un mayor impulso a las campañas de fin de año, debido al mayor optimismo generado en los agentes económicos.

Asegura que el consumo privado se incrementará en el último trimestre de este año más de 3%, favorecido no solo por la campaña navideña o por Año Nuevo, sino también por el resultado positivo de las eliminatorias que aseguran la presencia de nuestro país en el mundial.

A su turno, el presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Fredy Gamarra, proyectó que alrededor de 3,000 personas viajarían desde Lima para asistir al Mundial de Rusia 2018, lo que anticipa una buena etapa para las agencias de viaje e incluso los bancos, donde ya se ofrecen préstamos especiales para financiar la travesía rusa.

Los peruanos estamos contentos, optimistas y, claro, eso influye en nuestras decisiones de compra. Cuando una sociedad vive un choque de optimismo, como el producido el miércoles con la selección, la gente se siente mejor, tiene más ganas de comprar, de consumir, y eso dinamiza la demanda y, por ende, la producción.

En definitiva, el 2018 será un buen año para la economía por el tema de la selección, sobre todo porque hay una recuperación en marcha, alentada por el buen precio de los minerales, el destrabe de las grandes obras de infraestructura y la reconstrucción con cambios.

Como decíamos en el editorial de ayer, hasta la coyuntura política –tan cargada en estos días– tendrá una oportunidad para hacer un alto y repensar una salida propositiva a sus diferencias.