Tipo de cambio:

Compra: 3.277

Venta: 3.279


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 17

de junio de 2018

ALERTA INMOBILIARIA

La venta de un inmueble en el exterior

El dinamismo del mercado inmobiliario ha generado que los peruanos en el exterior opten por vender inmuebles que aún mantienen en propiedad en el país. Sin embargo, la ausencia del propietario (titular registral) obliga al otorgamiento de un poder (especial) consular para la venta, a favor de una persona que resida en el país, quien suscribirá la minuta y escritura pública de compraventa del inmueble.

5/3/2018


Miguel Cavero Velaochaga

Director de Inmobilex

Para ello, el propietario debe seleccionar a una persona de absoluta confianza, pues no solo será su apoderado para la venta sino también quien reciba el pago por el precio de venta y luego le envíe el dinero al exterior. Las oficinas consulares no redactan poderes y no tienen “consultorios jurídicos”. El “borrador” del poder (que no requiere firma de letrado) deberá ser redactado en el Perú y luego enviado al exterior para su respectiva conversión en escritura pública, con las formalidades para su inscripción registral.

Según la norma, solo las notarías pueden presentar ante registros públicos los actos para su inscripción, salvo que el instrumento del mismo notario faculte a alguna persona a pedido de los interesados. En caso de poder por escritura pública elaborado por funcionario consular en el exterior, se consignará los datos de la persona que hará el trámite registral en el país. Dicho poder será enviado al apoderado, para que antes de realizar su inscripción registral cumpla con legalizar la firma del funcionario peruano que expidió el documento en el exterior. Esta certificación, denominada apostilla, debe hacerse ante nuestra Cancillería.

Otorgada la certificación, recién se podrá ingresar el poder al registro de mandatos (de preferencia de la ciudad donde se ubique el bien, por celeridad) para su inscripción. Inscrito el poder, el apoderado debe solicitar en el registro una constancia de “vigencia de poder”, documento que forma parte de la “publicidad registral”, con el que acreditará sus facultades para vender en representación del propietario que radica en el exterior, cancelar el IR por la venta, de corresponder, el impuesto predial, arbitrios, etcétera. Vender un inmueble desde el exterior representa una operación relativamente compleja, por lo que es recomendable la asesoría de un letrado de confianza.