Tipo de cambio:

Compra: 3.240

Venta: 3.244


Año del Buen Servicio al Ciudadano
VIERNES 15

de diciembre de 2017

SE ESTUDIAN FÓRMULAS PARA REDUCIR EL COSTO DEL CRÉDITO A LAS FAMILIAS

Meta del Gobierno es bajar interés hipotecario a 6%

Ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Carlos Bruce, señala que actualmente bordea el 10% y está por encima del promedio latinoamericano. Una reunión con los representantes del sistema financiero es inminente.

5/12/2017


El objetivo del Gobierno es alcanzar que las tasas de interés de los créditos hipotecarios en el Perú se sitúen alrededor del 6%, nivel promedio en los mercados financieros de América Latina, aseguró el ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Carlos Bruce.

En la actualidad, precisó, el costo de financiamiento para este sector en el Perú bordea el 10%, lo cual es alto.

Sostuvo que en el país las tasas de interés son libres y así se mantendrán, pero se pueden buscar fórmulas para reducir el costo del crédito a las familias.

“Seguimos trabajando en eso y pensamos reunirnos también con los representantes del sistema financiero para lograr algo que nos conviene a todos, tanto a bancos como a desarrolladores inmobiliarios y familias, como es bajar la tasa de interés”, manifestó.

Oligopolio

Hace una semana, el ministro Bruce indicó que su cartera trabaja un proyecto para que los bancos de inversión ingresen al mercado con el fin de “romper el oligopolio”, y con ello reducir las tasas de los créditos hipotecarios.

Explicó que actualmente las tasas que se ofrecen en el mercado, dominado por la banca privada, son similares a las de hace 15 años, pese a que la situación económica y financiera del país mejoró significativamente en ese período.

“Hace 15 años atrás, cuando el Perú salía de una crisis económica y política terrible, registraba un déficit fiscal alto y no tenía grado de inversión, la tasa de interés era de 11% anual, y ahora que somos un país totalmente diferente es de 10%”, enfatizó.

Asimismo, el funcionario reiteró que este año y el próximo serán construidas 48,000 viviendas, como parte del plan de la Reconstrucción con Cambios y el programa Techo Propio, en las modalidades de sitio propio y vivienda nueva.

“Estas unidades estarían listas en un año, lo cual será un tiempo récord tratándose de la reconstrucción de casas damnificadas”, manifestó.

Sostuvo que de esas 48,000 viviendas que se intervendrán, 45,000 se construirán bajo la modalidad de sitio propio, para lo cual ya se están entregando 8,000 bonos en beneficio de igual número de familias damnificadas.

En construcción

Por otro lado, el ministro Bruce inició la construcción de la primera planta desalinizadora de agua en de Lima, que demandará una inversión de 308 millones de soles.

Esa infraestructura permitirá la dotación de agua potable a 100,000 pobladores de los distritos de Santa María del Mar, San Bartolo, Punta Hermosa y Punta Negra.

El ministro, en compañía del gerente general de Sedapal, Michael Vega, colocó la primera piedra de esta moderna planta, que se ubicará en Santa María del Mar y se ejecutará en 24 meses.

Señaló que una vez concluida la nueva planta desalinizadora, esta captará el agua de mar para procesarla y convertirla en apta para el consumo humano.

Beneficios

Alrededor de 100,000 habitantes de Punta Hermosa, Punta Negra, San Bartolo y Santa María del Mar se beneficiarán con la primera planta desalinizadora de Lima, destacó el ministro Bruce.

Señaló que la ejecución del proyecto “Provisión de Servicios de Saneamiento para los distritos del Sur” – Provisur forma parte del compromiso del Gobierno para cerrar la brecha de la población sin servicios básicos.

Además, resaltó el esfuerzo de Sedapal en la construcción de la infraestructura de saneamiento que se entregará para su operación el 2019, en beneficio de la población de los cuatro distritos del sur de Lima.

El funcionario indicó que –ante el calentamiento global– plantear el agua del mar como nueva fuente de abastecimiento para Lima es una iniciativa histórica, cuyo inicio de obra no podía retrasarse por más tiempo.