Tipo de cambio:

Compra: 3.247

Venta: 3.249


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MARTES 19

de setiembre de 2017

MICROEMPRESARIOS

Negocios de la esquina

Cerca de medio millón de bodegueros representan la fuerza mype más importante del país. Diversas iniciativas pretenden dar mayor dinamismo a estos pequeños empresarios.

25/5/2017


José Vadillo Vila

jvadillo@editoraperu.com.pe

Empezó su negocio con una mesita y una vitrina. Las sacaba a la puerta de su casa durante el día, en esa zona fabril de Vitarte, como para distraerse de los problemas y, de paso, ganarse unas monedas. Se dio cuenta de que había muchos niños en el barrio, y empezó a ofrecerles galletitas, caramelos. Por las noches, Rosario Hernández continuaba trabajando en remallar prendas.

Cinco años después, bodega Charito es un negocio muy surtido. Rosario tiene en mente ampliar un ala como boutique, donde venderá las prendas de su inventiva. E inaugurará una segunda bodega, ahora en el distrito de Villa María del Triunfo, como una herencia para su sobrino, al que ha criado de los 2 a los 13 años y lo considera como su hijo.

Situación legal

De acuerdo con el Estudio Impacto Económico en Bodegas, realizado en el 2015 por la Asociación de Bodegueros del Perú (ABP): con 414,000 de estos negocios distribuidos en todo el país, se trata de las micro y pequeñas empresas (mypes) con mayor población y cantidad de beneficiarios del país. Andrés Choy, presidente de ABP, pide que el Estado los proteja frente a las grandes inversiones de las cadenas de retail.

Ocho congresistas han presentado el proyecto de Ley General de Bodegueros que busca reconocer este trabajo como “generadoras de empleo directo e indirecto”. “La próxima semana deberá pasar el dictamen final de la comisión de Producción al pleno del Congreso”, adelanta la congresista Ana María Choquehuanca.

La medida plantea que los gobiernos locales capaciten a los microempresarios, se les ofrezca servicios tecnológicos, el acceso al financiamiento y la simplificación de los trámites, entre otros. Se cuidará que la nueva norma no se contraponga a la Ley de Municipalidades.

Estado, presente

El martes se realizó en Lima el primer Encuentro Internacional de Negocios Bodegueros. Sobre la mejora de la competitividad, el Ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Alfonso Grados, aseguró que seguirán trabajando para que los pequeños negocios tengan una legislación adecuada, solucionen aspectos en costos laborales, en condiciones de contratación y acceso a sistemas adecuados de seguridad social (pensiones y salud).

El Perú tiene una “severa y compleja problemática de informalidad laboral”, donde más del 70% de los 16,5 millones de trabajadores lo hacen en entornos informales. “Y el comercio minorista no es una excepción: tiene cerca de un 80% de informalidad. Son microempresas con menos de 10 trabajadores, empresas familiares donde no hay remuneración, casi un sector de subsistencia, donde hacen falta mejoras”.

Bruno Giuffra, titular del Ministerio de la Producción, invitó a los dueños de bodegas a incorporar el uso de la tecnología a su dinámica comercial diaria y así multiplicar sus ganancias. Giuffra recordó que, con 400,000 puntos de venta, los bodegueros “son la red más organizada y amplia en el Perú”.

Experiencias extranjeras

Los problemas de los bodegueros son muy similares en América Latina en lo tributario, comercial, las barreras burocráticas, los accesos regulatorios, la comercialización, entre otros. Y están buscando mejores leyes.

En Argentina, hay 110,000 quiosqueros. Adrián Palacios, presidente de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina, dice que desde 1947, en que Juan Domingo Perón les otorgó la personería jurídica, no se dio ninguna legislatura posterior a favor de los quiosqueros, 80% de los cuales son mujeres. Un piloto que han tomado 200 quiosqueros es el “Ekioskos”, por el cual hacen compras mayores para lograr descuentos importantes en el precio de los productos.

“¡Los bodegueros somos los más golpeados!”, protesta Claudio Orrego, de la Unión de Quiosqueros del Uruguay. Recuerda que los trámites para abrir una bodega en su país demoran año y medio. Y solo para tener la “habilitación de bomberos”, se debe pagar una tasa equivalente a los 500 dólares. Por lo que la gente abre sus negocios de manera informal.

Medidas para bodegueros

En febrero, la Sunat reglamentó la ley del IGV Justo, medida del Nuevo Régimen Tributario Mype que permite diferir hasta en 90 días el pago del IGV, para beneficio de las mypes que venden a crédito. Está en debate en el Congreso la ley de Alertas Educativas, por la que los microempresarios que por vez primera cometen errores no reciban sanciones, sino que sean capacitados para que no vuelvan a cometer los errores. El Ministerio de la Producción trabaja en seis lineamientos para que todas las municipalidades del país apliquen los mismos criterios para otorgar licencias y hacer modificaciones.

El dato

58%  de los bodegueros en la capital son migrantes.