Tipo de cambio:

Compra: 3.242

Venta: 3.246


Año del Buen Servicio al Ciudadano
LUNES 20

de noviembre de 2017

ELECCIONES

Paridad, alternancia y acoso político

Necesitamos un nuevo Código Electoral y en ese camino parecía que avanzábamos, hasta que dejó de ser una prioridad fortalecer nuestro sistema político electoral y comenzaron los retrocesos. Organizaciones feministas como Flora Tristán, Manuela Ramos y Calandria seguimos impulsando nuestras propuestas desde la campaña “Somos la Mitad, queremos Paridad, sin acoso político” alcanzadas al JNE, al Congreso, con consultas a la sociedad civil y diversas organizaciones.

14/11/2017


Diana Miloslavich Tupac

CMP Flora Tristán

Insistiremos en que el horizonte de la Paridad y la lucha por la igualdad pasan por una reforma inclusiva que reconozca para las mujeres, la paridad, la alternancia y sanción al acoso político. Así como porcentajes en el uso del financiamiento y en la franja electoral, entre otros.

Necesitamos nuevos enfoques y nuevos Principios: el de género que reconozca la existencia de circunstancias asimétricas en la relación entre hombres y mujeres, construidas sobre la base de las diferencias que se constituyen en una de las causas principales de las brechas y barreras de la participación política de las mujeres. El enfoque de interculturalidad que no admite aceptar prácticas culturales discriminatorias, y, por supuesto, el enfoque de derechos.

Los principios que deben orientar los cambios son el de Igualdad y No discriminación: Los organismos electorales y las organizaciones políticas deben garantizar la igualdad en los procesos internos, y prohibir toda forma de discriminación.

El principio de Paridad: Como un derecho humano reconocido en una sociedad democrática, representativa, participativa e inclusiva, al amparo de los principios de igualdad y no discriminación. No estamos las mujeres en los espacios de decisión de las políticas y la distribución de los recursos públicos. Paridad en los procesos electorales, también en la conformación de los organismos electorales, ejemplo un pleno del Jurado Nacional de Elecciones donde se aplique el principio de paridad en todos sus niveles.

En medio de un clima de tanta violencia contra las mujeres, es importante que se apruebe también el dictamen sobre acoso político en la Comisión de Justicia. Para recordar, ya teníamos en la legislatura pasada un dictamen favorable en la Comisión de la Mujer. Los casos de acoso político aumentan, tanto en autoridades elegidas, como candidatas y vamos a un proceso electoral el 2018 sin proteger, ni garantizar los derechos políticos de las mujeres.

Por ello, alternancia sin paridad es una salida corta, que no responde a las expectativas, luchas, vigencia de nuestros derechos. Vox Populi, en su encuesta del 22 julio al 6 de agosto, destaca que el 720% de la población considera que las listas deben ser ampliadas al 50% de mujeres. Ganamos en la opinión pública, pero sigue habiendo conservadurismo a la hora de tratar los derechos de las mujeres en el Congreso.