Tipo de cambio:

Compra: 3.241

Venta: 3.243


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 19

de febrero de 2018

DISMINUCIÓN ES DE 22% Y 12%, RESPECTIVAMENTE

Pobreza rural disminuye en la sierra norte y sur

La intervención del FIDA con el apoyo del Minagri permitió el avance.

Entre el 2002 y el 2016, la pobreza rural en la sierra norte y sur del Perú disminuyó 22% y 12%, respectivamente, gracias al trabajo estratégico sostenido en el sector Agricultura y el empoderamiento de pequeños y medianos productores.

7/2/2018


Este logro es resultado de la intervención del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), en un esfuerzo conjunto con instituciones gubernamentales, como el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri).

Proyectos

Ambas entidades mantienen convenios para el financiamiento de proyectos que refuerzan las capacidades de productores agrarios rurales.

En las conclusiones del estudio realizado por la oficina de evaluación independiente del FIDA se resalta que la asociatividad de los productores fue clave para que estos grupos alcancen un desarrollo y se alejen de la pobreza.

“La formación de más de 5,000 organizaciones de productores y la mayor articulación de estas familias productoras rurales modificaron de manera positiva su condición. Estos productores cuentan con una base social enriquecida, que los hace menos vulnerables”, indicó.

Liderazgo

Asimismo, el FIDA resaltó la importancia de los liderazgos locales y la puesta en valor de los saberes y talentos de las comunidades campesinas.

El estudio analizó seis proyectos financiados por el FIDA en las regiones sierra sur, sierra norte, selva alta y el área de influencia de los ríos Apurímac y Mantaro, entre el 2002 y el 2016.

En ese período se ejecutaron en total 217 millones de dólares, en beneficio de más de 230,700 personas.

La evaluación demuestra que el FIDA, en un trabajo conjunto con el Gobierno, contribuyó a mejorar las condiciones de vida de las familias y sus ingresos monetarios.

Se resaltó asimismo la relación continúa con el Ministerio de Agricultura y Riego, con el cual se lograron importantes resultados, como la Ley de Agricultura Familiar y la Ley de Talentos Rurales.

Objetivos

El FIDA tiene cuatro objetivos estratégicos principales en el Perú.

Entre ellos destaca la mejora de la propiedad y los recursos de los pequeños agricultores mediante una ópitma gestión de los recursos naturales, el sistema de titulación de tierras y la solución de conflictos relativos a la tenencia de la tierra.

Asimismo, busca facilitar el acceso de los pequeños productores a asistencia técnica y servicios financieros mediante el desarrollo de los mercados, el incremento de la capacidad local para contratar servicios y el fortalecimiento de los proveedores de servicios en los planos institucional y privado.