Tipo de cambio:

Compra: 3.216

Venta: 3.219


Año del diálogo y la reconciliación nacional
MIÉRCOLES 24

de enero de 2018

HAY 59 CIUDADANOS EXTRANJEROS ENTRE LOS LIBERADOS

Policía Nacional rescató a 1,229 víctimas de trata en el 2017

Lucha contra el flagelo incluye acuerdos bilaterales con Ecuador, Bolivia y Colombia.

3/1/2018


Una venezolana, de las miles que vienen al Perú, es contactada para trabajar en un restaurante en las afueras de Lima. Interesada por conseguir trabajo, acepta. La cruel realidad le demuestra que fue un error:  cayó en manos de una mafia que confiscó su pasaporte y la obligó a prostituirse.

Un ciudadano filipino de 24 años es contactado en el extranjero para venir a trabajar al Perú, en una prestigiosa cadena de spa, con atractivo sueldo y un departamento para vivir. Al llegar, le confiuscan su pasaporte y después de 8 meses le piden 5,000 dólares para de recuperarlo.

La víctima presentó una denuncia ante la fiscalía especializada, que investiga el caso.

La trata de personas es un delito que no solo afecta a los peruanos, sino también, cada vez más, a los extranjeros que llegan al país. Felizmente para las víctimas, el Ministerio del Interior (Mininter) y la Policía Nacional han intensificado las operaciones, al punto que el 2017 se puede catalogar como el año en el que se asestó un duro golpe a estas mafias.

El director general de Seguridad Democrática del Mininter y presidente de la Comisión Multisectorial contra la Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes en el país, Miguel Huerta, informó que en el 2107 se realizaron 865 operativos, en los que se rescató a 1,229 víctimas, 59 de las cuales son ciudadanos de Ecuador, Colombia, Venezuela, Brasil, Bolivia y Argentina.

Las intervenciones estuvieron a cargo de la Dirección contra la Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes (Dirintrap) y los departamentos desconcentrados de investigación de trata de personas.

En la acción policial se capturó a 410 personas (251 hombres y 159 mujeres) –de ese total, 11 eran extranjeras (7 venezolanos, 2 colombianos, 1 cubano y 1 francés)– en las regiones de Loreto, Lima, Arequipa, Cajamarca, Cusco, Madre de Dios, Puno, Tingo María e Ica.

Datos

Huerta destacó que el accionar contra este delito se encuentra respaldado, además, por diversos acuerdos bilaterales con Bolivia, Ecuador y Colombia; este año se sumarán Chile y Argentina.

Los compromisos incluyen acciones de prevención, de investigación y persecución del delito, así como atención a las víctimas y una búsqueda de su reintegración.