Tipo de cambio:

Compra: 3.233

Venta: 3.238


Año del Buen Servicio al Ciudadano
LUNES 11

de diciembre de 2017

Prevención después de los 40

Los hombres también deben asumir cuidados llegando a esa edad, sobre todo del sistema urinario.

Así como las mujeres, que tienen una agenda de chequeos médicos imperdibles, los hombres también deben asumir que al llegar a los 40 años deben prevenir enfermedades propias de su género, y por lo tanto deben incorporar en su agenda una visita al médico al año.

19/9/2017


Es indispensable que sepan que su sistema va cambiando y que se pueden prevenir muchas enfermedades si son detectadas tempranamente. La próstata es una glándula delicada; sin embargo, muchos varones solo acuden al médico cuando sienten molestias, refiere el doctor Alexis Alva, destacado urólogo-oncólogo.

Atentos a las señales

El especialista señala que la próstata hay que cuidarla porque en la medida en que el hombre envejece, puede agrandarse y bloquear el flujo de orina o interferir con la función sexual.

“Este padecimiento común, llamado hiperplasia benigna de próstata (HBP), puede causar muchos síntomas, como la disminución del chorro urinario, el aumento en la frecuencia de la micción, la nicturia [levantarse durante la noche después de acostarse], la intermitencia del chorro, la necesidad de pujar para iniciar la micción, entre otros síntomas. La prevención es muy importante, pero si existe algún síntoma de los mencionados, es necesaria la consulta oportuna al especialista”, manifiesta.

Apunta que el 60% de los varones mayores de 55 años padece de algún tipo de enfermedad prostática. Afirma que los varones con descendencia afroamericana se deben chequear la próstata desde los 45 años y en el caso de la población en general desde los 50 años.

Datos

Aunque puede ser incómodo, el tacto rectal no es un procedimiento doloroso y tarda un par de minutos.

Los problemas de próstata aparecen después de los 50 años. Sin embargo, pueden presentarse desde los 40 años.

Adoptar una dieta baja en grasas, vaciar regularmente la vejiga y hacer ejercicio físico son hábitos que retardan las complicaciones de la próstata.