Tipo de cambio:

Compra: 3.241

Venta: 3.243


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 19

de febrero de 2018

Reconstrucción célere y eficaz

La disposición de 7,078 millones de soles y la ejecución de 3,512 proyectos son la mejor garantía para llevar adelante el proceso de reconstrucción con cambios en las 13 regiones más afectadas por el Fenómeno El Niño Costero, de manera eficiente y en el menor tiempo posible, sin necesidad de incrementar tributos o incurrir en mayor endeudamiento en perjuicio del Estado.

2/2/2018


Las cifras revelan la fortaleza macroeconómica del Perú y consolidan su posición de país emergente que puede enfrentar contingencias ocasionadas por una anomalía climática, sin afectar sus reservas. Por el contrario, el dinero que se utilizará en la rehabilitación de las zonas dañadas representa una oportunidad para acelerar el crecimiento de la actividad productiva.

En este plan de trabajo, los tres niveles de gobierno tendrán la responsabilidad de ejecutar las obras necesarias en forma coordinada, pero también es importante el compromiso de las autoridades políticas de no repetir los errores de reconstrucciones pasadas, cuando se hicieron edificaciones sin el debido sustento técnico o se permitió que los pobladores levanten sus viviendas cerca de ríos y quebradas, con el riesgo de sufrir el impacto de la naturaleza.

Según informó la Presidencia del Consejo de Ministros y la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, ya se hicieron los ajustes a fin de acelerar la etapa de ejecución en regiones golpeadas por el fenómeno climático como Áncash, Ica, La Libertad, Lambayeque, Lima, Piura, Tumbes, entre otras. Ello contempla la construcción de 37,600 viviendas, el inicio de 5,000 estudios orientados a desarrollar infraestructura que eviten desbordes fluviales, la edificación de 786 centros educativos, así como el tendido y recuperación de 352 carreteras, puentes y caminos.

Con la puesta en marcha del plan de trabajo, para este año también se espera cumplir con la meta de otorgar hogares dignos a más de 48,000 familias. Para lograrlo, se entregarán 37,674 bonos de vivienda, con lo cual se muestra que la reconstrucción no se agota solo en obras y presupuesto, sino que también es capaz de una sensibilidad social para atender las necesidades más urgentes de los damnificados.

La tarea de restauración es ardua y amplia, y al ser los concejos y gobiernos regionales los mayores conocedores de las necesidades de la población, serán los principales responsables de canalizar en las zonas golpeadas aquellos recursos dispuestos por el Poder Ejecutivo. De esa manera, los fondos permitirán alquilar maquinaria para limpiar cauces, alquilar cisternas y servicios de limpieza de alcantarillas, comprar sacos terreros, adquirir lampas, picos y otros bienes vinculados a la atención de las jurisdicciones.

Asimismo, subvencionará intervenciones, actividades o inversiones de reforzamiento de infraestructura, reposición de activos, reconstrucción y rehabilitación, todo dirigido a mitigar y responder de forma adecuada en el futuro a la ocurrencia de fenómenos similares.

Las cifras revelan nuestra fortaleza macroeconómica y consolidan su posición de país emergente que puede enfrentar contingencias ocasionadas por una anomalía climática.