Tipo de cambio:

Compra: 3.244

Venta: 3.247


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MARTES 17

de octubre de 2017

Serenidad, crecimiento y demanda

El momento actual de la economía y la política requiere serenidad tanto de las autoridades como de los agentes económicos, para consolidar las fortalezas que tiene el Perú, demostradas durante años de crecimiento y flujo de inversiones, por encima de las coyunturas políticas y económicas.

19/6/2017


La invocación del presidente Pedro Pablo Kuczynski a trabajar unidos por un país mejor, y a no dejarse “distraer por la bulla política, que es parte de la democracia”, debe llamarnos a la reflexión; y reafirmar la ruta hacia el crecimiento que el país transita, más allá de situaciones coyunturales propias de la vida política.

Hay datos importantes a tener presente. El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) ha señalado que lo peor para la economía peruana ya pasó, y que en junio se crecerá 3.5%, pues hay unos indicadores en mayo que muestran una recuperación.

El portafolio del jirón Junín ha explicado también que el crecimiento en abril, de 0.7% del PBI, se debe al impacto de El Niño Costero y a ciertas obras paralizadas, pero se proyecta una expansión del 2% en el segundo trimestre.

Sin duda, es momento de mantener la tranquilidad y serenidad; el país, como ya lo hizo en el pasado, sabe superar las coyunturas complicadas.

El último reporte del Banco Central de Reserva (BCR) indica que la demanda interna duplicará su crecimiento este año y en el 2018, ante el mayor dinamismo previsto para el consumo y la inversión pública y privada, sin duda, un pronóstico que nos permite ver el futuro cercano con serenidad.

En el 2016 la demanda interna creció 0.9% y para este año el BCR espera una expansión de 2%, según su reciente Reporte de Inflación (RI), tras ajustar su proyección de 3.3% dada en el RI de marzo último.

Sin embargo, para el 2018 la autoridad monetaria ajustó al alza su estimación de crecimiento y pasa de 3.7% (RI de marzo) a 4% (RI de junio). La demanda interna es la suma del consumo y la inversión pública y privada.

Como vemos, los números van al alza, hay razones por el optimismo, y así lo demuestra también la reciente gira del presidente Kuczynski a Francia y España, donde tuvo importantes reuniones con empresarios de ambos países, interesados en traer sus inversiones al Perú.

El mismo ente emisor pronostica que la economía peruana crecerá 3.2% en la segunda mitad del año, impulsada por la inversión pública que se expandiría 19.3% entre julio y diciembre del 2017.

A esto se suma que la inversión pública también crecería 7% este año, empujada por el gasto del Gobierno general (11.1%), lo que refleja “una política fiscal expansiva orientada a la reconstrucción de la infraestructura, en respuesta al Fenómeno El Niño Costero”, ha señalado el titular del BCR, Julio Velarde.

Para el 2018, Velarde previó una mayor inversión pública (15%) principalmente por el gasto de la reconstrucción, mientras que para el gasto privado estimó una subida de 1.6% este año favorecido por el consumo (2.5%), aunque atenuado por la inversión privada (-1.8%).

Las cifras siguen nuestro lado, como dice el MEF, lo peor de la crisis ya pasó y las proyecciones para el segundo semestre del año, y sobre todo para el próximo año, son muy favorables. Trabajemos para lograrlas.