Tipo de cambio:

Compra: 3.241

Venta: 3.243


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 19

de febrero de 2018

TERREMOTO LLEGÓ A UNA INTENSIDAD DE 6.4

Sismo mata a dos y deja más de 200 heridos en Taiwán

Número de fallecidos podría aumentar, mientras que continúa trabajo de brigadas.

Por lo menos dos personas han muerto, una ha desaparecido y 202 resultaron heridas en un terremoto de magnitud 6.4 que dañó seriamente seis edificios y numerosas infraestructuras en Taiwán, informó el Centro de Respuesta a Emergencias de la isla.

7/2/2018


Taipei, Taiwán

EFE

Seis edificios de Hualien resultaron muy dañados por el terremoto, tres de ellos colapsados en parte, incluyendo el edificio A-Guan Hotpot y el hotel Tongshuai (Marshall), de los que quedaron enterradas varias plantas inferiores.

Por suerte, la mayoría de los huéspedes del hotel Tongshuaic estaban en el quinto piso y superiores, pero tres empleados del primer piso están enterrados entre los escombros y otro está desaparecido, según datos de los bomberos.

Grietas

Debido a los daños ocasionados por el terremoto en edificios e infraestructuras, las autoridades sospechan que el número de muertos podría aumentar en las próximas horas, a medida que se vayan completando las tareas de rescate y desescombro.

El sismo inclinó dos hospitales, el hotel Meilun y otro edificio, produjo grietas en cientos de ellos y dañó numerosas infraestructuras.

Dos puentes de la ciudad de Hualien quedaron dañados y fueron cerrados, incluido el puente de Qixingtian, y la autopista Suhua, debido a numerosas grietas y roturas.

Los deslizamientos de tierra también afectaron la autopista central de la isla y la carretera Provincial 11, que permanece abierta, a pesar de contar con grietas y desperfectos.

Las calles de Hualien registraron grietas, rotura de tuberías de gas y agua y el colapso de tendidos eléctricos, que dejaron sin suministro a miles de hogares.

El epicentro del terremoto se ubicó a 18.3 kilómetros al norte-noreste de Hualien, ubicada al este de la isla. El movimiento sísmico desencadenó temores en Taipei.