Tipo de cambio:

Compra: 3.247

Venta: 3.251


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 25

de febrero de 2018

ESCRITOR RICARDO AYLLÓN

Tomando el pulso a las letras

Según el autor chimbotano, la movida literaria peruana es muy difícil de encasillar y los artistas tienen varias corrientes para escoger. También destacó la vitalidad de las escenas de provincias y los géneros alternativos.

4/2/2018


Luz María Crevoisier

Periodista

¿Quién mejor que un especialista en las letras para pulsar el discurso actual y destino de la narrativa peruana en este siglo XXI?

El Diario Oficial El Peruano conversó con el abogado Ricardo Ayllón Cabrejos (Chimbote, 1969), quien también se desempeña como escritor, promotor cultural, cronista y es responsable del sello editorial Ornitorrinco Editores, en un intento de descubrir la realidad de las letras nacionales.

Él ha tenido la buena estrella de reunir sus escritos periodísticos y editarlos hace poco con el título de Viajar con Letras-Andanzas Literarias por el Perú. La presentación de estos “26 soliloquios”, como los denomina, tuvo lugar a mediados de noviembre en el marco de la Feria Internacional del Libro de Ayacucho.

Páginas que hablan

En esta fascinante caminata entre autores y libros, nos presenta su lectura de la coyuntura. “Este país es impredecible no solo políticamente, sino también creativamente. Desde la década de 1990, por ejemplo, la poesía estalló en tal multiplicidad de temas y estilos que esa etapa fue llamada generación de lo diverso”.

“Respecto a la narrativa, he notado que en el plano realista los escritores tienen la intención de tocar hasta tres temas puntuales, dejando los de la violencia interna: el del narcotráfico, la corrupción o crimen organizado, y los conflictos sociales”.

“Al interior del país hay buena cantidad de novelas y cuentos de denuncia que empiezan a orientarse hacia otros contenidos. Existe también una movida interesante con narrativa de ciencia ficción y de terror o gore”.

Ciclos literarios

Sobre las diversas motivaciones que sustentan esos contenidos, Ricardo Ayllón afirma que se mueven de acuerdo con fenómenos cíclicos. Hay algunos escritores que bucean en busca de una identidad y otros, tanto de provincias como de Lima, que toman modelos extranjeros.

“Pensemos en los movimientos vanguardistas [con toda su influencia foránea] aparecidos tanto en Puno [Orkopata] como en Trujillo [grupo Norte] a comienzos del siglo XX. Pero el feroz centralismo de las últimas décadas ahogó las manifestaciones de provincias. Sin embargo, hay autores –investigadores– que gracias al internet descubren estilos y técnicas aplicándolas en sus escritos”.

¿Podríamos decir que estamos siendo testigos de uno de los fenómenos más interesantes en el Perú?

Sí, pero empezó en los años 50 con Congrains y Reynoso, cuyos personajes son migrantes y viven en callejones.

Una mirada personal

Ricardo Ayllón vive en Lima, pero no se aleja de Chimbote, el segundo puerto más importante del país y que alcanzó gran importancia en los años del boom de la anchoveta en la segunda mitad del siglo XX.

“Chimbote es una suma de todas las sangres y, en ese sentido, la influencia se manifiesta en la concepción del mundo, en el lenguaje y en el aparato reflexivo de los personajes en mis libros”, nos asegura el autor.

“Todos ellos son parte de mí, pues soy consciente de las culturas antiguas gravitando aún en algunos modismos lingüísticos. Pero también abarco temas diversos”.

Entre esos temas, tenemos la recopilación de cuentos chimbotanos y bogotanos. “Escogí dos ciudades opuestas para conocer los rumbos, lenguajes, temáticas y el imaginario de sus jóvenes escritores y la particular plasmación de sus propuestas en contraste con el mundo real”.

Algunos de los títulos que este literato ha publicado son Un poco de aire en una boca impura, A la sombra de todos los espejos y Suerte de perros. Vicisitudes caninas, entre otros.