Tipo de cambio:

Compra: 3.214

Venta: 3.217


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 22

de enero de 2018

Trámites personales, menos burocracia

El sueño de los peruanos de realizar un trámite público sin llevar más documentos o constancias personales que el documento nacional de identidad (DNI), porque el Estado cuenta con toda esa información y ya no es necesario pedirla al ciudadano, está cada vez más cerca de hacerse realidad.

20/12/2017


Esto gracias al principio de Interoperabilidad del Estado, que consiste en la interconexión gratuita entre entidades públicas para poner a disposición, acceder o suministrar la información y las bases de datos actualizadas que ellas administren, a fin de usarlas en los procedimientos administrativos de las entidades públicas.

Recordemos que el Decreto Legislativo N° 1246 dispuso una dinámica campaña para eliminar las barreras burocráticas en las entidades del Estado, pero el procedimiento que le da sustento es, a su vez, el proceso de interconexión antes descrito. En su correcta aplicación, hay información que posee el Estado, que ya no necesita ser solicitada al ciudadano.

La introducción viene a cuenta porque el Gobierno acaba de ampliar la información que puede ser objeto de intercambio entre las entidades públicas, lo que demuestra que esto no fue una mera intención, sino que el Estado sigue escarbando en sus propios archivos o base de datos, aquella información que puede ser materia de intercambio, para facilitarle la vida al ciudadano.

Mediante el Decreto Supremo N° 121-2017-PCM, publicado en el Diario Oficial El Peruano, se mencionan los datos que a partir ahora serán materia de esta interconexión en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), Policía Nacional, Poder Judicial, Ministerio de Justicia, Sunat, gobiernos locales, Sunedu, Sunarp y el Banco de la Nación.

Solo por mencionar algunos de estos documentos, en el caso del Reniec, tenemos las consultas biométrica de huellas dactilares; de firma digitalizada; de apellidos, nombres y número del documento de los padres; del DNI por nombres y apellidos; y de su fecha de caducidad. Ya no será necesario llevar esta información.

Respecto a la institución policial se prevé la consulta sobre órdenes de capturas nacionales vigentes y no vigentes por apellidos y nombres o DNI. Mientras que en el Poder Judicial se establece la información de sentencias condenatorias por apellidos y nombres, entre otros.

Se trata de un amplio abanico de información que tendrá un impacto positivo en un significativo sector de la población, y que debe seguir ampliándose hasta que toda la data disponible en el Estado esté al servicio del ciudadano.

Esto debe ir de la mano de una educación del servidor público porque en algunas dependencias, por ejemplo, se sigue pidiendo copia de DNI, que ya ha sido eliminada, pero lo hacen por inercia, porque no han adaptado su mentalidad a la nueva era.

La interconexión es una de las vigas maestras de la reforma que el Estado necesita impulsar para mejorar su relación con los ciudadanos y para su propia eficiencia interna.